AlgoritmoMag: Cuba voto un absurdo referéndum para legitimar una absurda Constitución. Por Regis Iglesias, portavoz MCL

155736_499254790136421_1906971898_n

http://www.algoritmomag.com.ar/referendum-cuba/

Venezuela arde, el régimen narco militar se empecina en sostenerse con apoyo de fuerzas propias y mercenarias llegadas desde la Habana y otros variopintos rincones del mundo. Conciertos a favor del pueblo venezolano y su libertad, violencia en la frontera por donde la ayuda al pueblo que pasa hambre y no tiene medicinas copan las imágenes en la prensa internacional. Las imágenes del hambre, la falta de medicinas y libertad que padecemos los cubanos no son mediáticas, pese a las primeras guerrillas, la cárcel, la resistencia, la denuncia y el sufrimiento que por mas de 60 años hemos sostenido.

¿Tenemos que poner mas muertos para que el mundo mire hacia la isla desde donde se crean aquellos “Vietnam” que un criminal como Ernesto Guevara pedía crear para de esta manera mantener un cerco que desviara la atención de los crímenes que el junto a los Castro y otros matones todas estas décadas ellos han desatado impunemente contra los cubanos? Este 23 de febrero se cumplieron 9 años del asesinato de Orlando Zapata Tamayo, preso político que fue dejado morir mientras protestaba en una fatal huelga de hambre por sus derechos. El 24 contamos ya 23 años del impune asesinato de Carlos Costa, Pablo Morales, Mario de la Peña, y Armando Alejandre Jr, jóvenes que sobrevolaban las aguas del estrecho de la Florida intentando localizar cubanos que escapaban de la tiranía en precarias balsas. Sus avionetas desarmadas fueron atacadas con misiles por un avión de combate del régimen… Hoy, como hace dos años y tres meses, Eduardo cardet, Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación continua secuestrado, mañana tambien amanecerá en su celda por defender el derecho de todos y cada uno de los cubanos a votar y elegir, ser elegido democraticamente para defender nuestros derechos….

“Hay que votar temprano y votar bien!”

Bien temprano en la mañana se despertaron los acólitos del régimen este 24 de febrero. Tuvieron un día largo este domingo. Después de tomar quizás un poco de agua con azúcar turbonada, para engañar al estomago, ya que no hay leche en la nevera, ni pueden tomar un vaso de jugo ni este ni ninguno de todos sus tristes días cada mañana, se vistieron con sus mejores galas que algún pariente desde el exilio les envió o pudieron comprar en el mercado negro con los ahorros de esos trueques ilegales que desde su ventaja como presidente del Comité de Defensa de la Revolución u otra “alta dignidad” en esa infame organización creada por Fidel Castro, a imitación de las fundadas en la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler y la Rusia de los soviets de Lenin y Stalin, para vigilar, controlar, delatar a los vecinos, no les traerá problemas.

Así listos fueron primero puerta por puerta, casa por casa avisando a los vecinos que ya era hora de asistir al “Colegio Electoral” para depositar su voto a favor o contra la nueva Constitución que el régimen,con un paño tiznado pasa por el rostro del sistema político cubano para intentar vender a contrarios y propios su “voluntad reformista”. Es el momento de consumar el cambio fraude denunciado por Oswaldo Paya y el Movimiento Cristiano Liberación desde que Raul Castro heredo de su hermano el poder en 2008. Los mas simples entusiastas, veteranos de Angola, la Sierra Maestra, Etiopía y cuanto conflicto ajeno se involucro Fidel Castro, a pesar de la acidez que ese alcohol de mala muerte de la noche anterior deja y no pueden combatir ya porque no hay medicinas asequibles para los ciudadanos, aun los que mas medallas inútiles lleven en la raída camisa a cuadros que desde que fueron adquiridas en 1986 , “privilegio” que solo en tiendas para militares se podía adquirir en los 80s, antes de salir de misión intervencionista, hicieron uso de un viejo megáfono y con voz alcoholizada y gutural recordaron que “Hay que votar temprano y votar bien compañeros. La revolución llama a sus hijos a dar el paso en esta nueva etapa y hay que asistir a votar por el si”. Sus nietecitos y nietecitas custodiaron las urnas vestidos con sus uniformes de pioneros y estuvieron atentos cuando cada ciudadano introdujo su voto, con el brazo en alto, imitando el saludo militar de sus abuelos, gritando “Votó!”, porque hay que restregar al votante su abyección, su ingenuidad o cobardía legitimando al régimen con su voto.

“La oportunidad de decirle al régimen NO”

Igual que el régimen ha mantenido una campaña para que su nueva Constitución sea aprobada, ya están cansados de la del 76, que al fin y al cabo es una herencia de Fidel Castro y Blas Roca y esta obsoleta en este mundo donde hay que hacer negocios con los capitalistas foráneos, sin renunciar por supuesto a los mismos privilegios del Partido Comunista y sobre todo del clan militar en el poder, algunos con identidad publica de disidentes han promovieron el voto contrario a la propuesta del régimen. Sí, porque en los últimos tiempos se gasto mucha tinta y dinero, de contribuyentes en Estados Unidos, para convencernos de que nada más heroico y valiente, nada más inteligente y contestatario que asistir a votar.

Estos no lo hicieron de casa en casa, no, pero si de muro en muro de facebook, lo han hecho frente alguna embajada del régimen en el mundo libre donde viven y tambien, algunos entusiastas sin mucha información en Cuba, donde reciben la violencia de la represión por parte del régimen sin enterarse de que esta cortina de humo violenta es como aquel empujón hacia adelante para generar mayor interés en la asistencia a las urnas. Y apena que algunos caigan en esa trampa siniestra recibiendo el maltrato de la policía del Estado sin saber que su gesto y su testimonio sirve a los propios intereses del régimen que piensan están combatiendo. ¿Pero como? ¿Haciendo lo que al régimen finalmente interesa? Es triste tanta ingenuidad y es vergonzoso tanta manipulación de los mas listos que reciben de alguien los recursos para hacer el mismo papel de los viejos ex mercenarios cubanos de las guerras injerencistas promovidas por los Castro. Solo que estos avispados (as) disidentes son mejor pagados. Incluso no dejan de insultar la inteligencia de las personas algunos que sacan supuestas encuestas a favor del No realizadas en la isla. Individuos que no tienen capacidad ni para hacer una encuesta en el bloque de edificios donde viven lejos de Cuba. Pero siempre hay un cándido entusiasta o no tanto, que paga toda la manipulación.

¿Qué se voto el 24?

Pese a lo que venden algunos la votación de este domingo es bien clara. Los ciudadanos tienen ante si una boleta donde se les dice “Ratifica usted la nueva Constitución de la República? Si, No”. La pregunta es una vulgar trampa. Es como si al pueblo se le preguntara si quieren, como reza el eslogan del régimen, “Socialismo o Muerte”, una redundancia. Quienes hemos vivido bajo ese intrínsecamente perverso sistema sabemos que es lo mismo.

Si el voto es positivo el régimen, el mismo régimen de siempre con nuevos intereses para sobrevivir, consolida el cambio fraude, legitima su intencion. Si por el contrario, al ciudadano le han convencido de asistir a la farsa para dar su voto negativo y participa de ella, entonces ¿que sucede? Pues nada, absolutamente nada. La opción es votar por lo que hay y ha habido todos estos años de opresión o por lo que al régimen le interesa ahora que haya, que es continuar con sus privilegios a costa de lo que sea. Lo describía bien Tony Diaz Sanchez, Secretario General del Movimiento Cristiano Liberación, cuando algunos entusiastas o listillos que apuestan por ir a votar por el No y continuar, mal que les pese por su voto, dejando vigente la igual de draconiana ley de 1976: “No estamos hablando de un proceso igual al chileno de 1988. La Constitución de 1980 de Chile, en sus disposiciones transitorias, prescribía que 8 años era el periodo de gobierno y que antes de convocar a elecciones, el órgano encargado, convocara un Referendo para aprobar o rechazar un candidato propuesto por ese órgano. Si se aprobaba dicho candidato este sería el próximo presidente, si se rechazaba se convocaría a elecciones en un plazo fijado por la Ley. En 1988 el candidato propuesto en referendo fue Agusto Pinochet, la mayoría voto No y Pinochet fue rechazado para continuar en el puesto por lo que convocó a elecciones libres”. Votar es lo que el régimen cubano necesita, no importa si de manera negativa o a favor de su propuesta. Cualquiera de las dos mantiene el régimen opresivo que hemos vivido por 60 años los cubanos. El “Si” refrenda el cambio fraude represivo para mantener los privilegios de la mafia en el poder. El “No” amnistía la Constitución represiva legado de las hoy cenizas de Fidel Castro.

El verdadero refrendo

El Referendo sobre el Proyecto Varela se basa en varios artículos de una Constitución draconiana llena de contradicciones, para desde esos resquicios demandar se reconozcan y garanticen todos los derechos. El Proyecto Varela deslegitimó al régimen porque la dictadura tuvo que violar SU propia ley para impedir que los ciudadanos demandaran sus derechos, tuvo que encarcelar a sus gestores, asesinar a sus gestores y desterraros, impidiéndoles hasta el momento regresar a su país, para poder mantener su poder criminal. El régimen fue tan cobarde que incluso cuando obligo a votar al pueblo la “irrevocabilidad del socialismo” no retiro del articulo 3, al que le agregaron lo del “socialismo eterno”, que “la soberanía descansa en el pueblo y de el dimana todo el poder del estado”, por lo tanto aun esta abierta la posibilidad para que ese mismo pueblo legalmente le de una patada al régimen porque los ciudadanos son teóricamente el soberano y quienes deciden, a la fuerza, que el socialismo es eterno, pero libremente que se acabo la tiranía. Todo muy diferente al circo del dia 24. Incluso la cortina de humo de la represión ahora es un timo para desviar la atención de la esencia del tema.

Diferencias de escenario

Muchos ingenuamente y otros con toda la mala intencion pretenden diferenciar el “valor” del pueblo cubano, venezolano o nicaragüense basándose en el hecho de que tanto en Venezuela como en Nicaragua la resistencia contra los regímenes gansteriles que les someten esta activa y organizada en la calle demandando el cambio. En primer lugar hay que entender que tanto en Venezuela y Nicaragua no ha existido un régimen totalitario como en la isla de Cuba. Perseguida y demonizada la oposición venezolana y nicaragüense han podido existir pese a la represión y el cerco que poco a poco, con el apoyo del régimen cubano, la camarilla de Chavez, Maduro y Cabello o el clan Ortega-Murillo ha impuesto a la sociedad civil. Los tiranuelos de Venezuela y Nicaragua han podido corromper el ejercito, la policía, los políticos, el empresariado pero no han podido, pese a sus muchos intentos, finiquitar un sistema basado en la soberanía popular que aunque violada una y otra vez ha permitido el resquicio fundamental para que existan los partidos políticos, aun muy controlados, y estos podido acceder a todos los puestos electivos del Estado. Por lo tanto no han podido amordazar al pueblo y evitar su movilización.

En Cuba solo esta reconocido y legalizado el Partido Comunista, de hecho tanto en la actual como en la votada Constitución del cambio fraude se le reconoce como “la fuerza rectora de la sociedad”. El Movimiento Cristiano Liberación dos veces ha presentado su solicitud de legalización como a otras organizaciones opositoras se les ha negado este derecho y son perseguidos. Los cubanos no pueden elegir libremente concejales, alcaldes, diputados, gobernadores, no pueden elegir al presidente del país para poder desafiar al régimen como en Venezuela o Nicaragua en el pasado. Para que hoy Guaido pueda tomar decisiones y ser reconocido por el mundo como Presidente de Venezuela primero los venezolanos han tenido que mantener el derecho a la libre asociación plural, la libre elección que les diera el triunfo en la Asamblea y que esta legítimamente le nombrara Presidente Interino por el vacío de poder que representa una dictadura incapaz de garantizar la libertad, la seguridad y el progreso de los ciudadanos. No es el caso de Cuba, ni de lejos.

Y Ahora la Libertad

No, Cuba no tiene petróleo, ni población suficiente como para que sea un mercado interesante. Aun así es un sistema donde el control de una mafia fuerte garantiza una insegura pero rápida inversión sobre todo para quienes se aventuran a sacar dinero fácil levantando sus hoteles en las afrodisíacas playas que rodean la isla. Las fotografías y golpes de pecho para aparentar solidaridad con la lucha por nuestros derechos que desde España, el resto de Europa o Estados Unidos y América Latina se empeñan en vender los mas demagogos son eso, un espejismo que solo hace feliz a quienes han hecho del anticastrismo un modo muy rentable de vida y sobre todo deja muy tranquilos a los tiranos que oprimen a los cubanos. Es risible, por no decir insultante, que algunos declaren ilegitimo el referendo y el gobierno de Castro, representado en el papel por Diaz Canel, cuando se apoya y promueve que los cubanos vayan a votar y de paso legitimar la votación de dicho referendo promovido por tal gobierno…. ¿Es que en verdad algunos se han pensado que somos tontos?

¿Cuál es la opción entonces? La única manera como siempre es la movilización popular. Pero, antes de convocar a la movilización hay que lograr contar con los ciudadanos , organizarlos creando una mínima base en cada rincón y todo el país para poder retar al régimen en el terreno cívico. ¿Cómo se llega a este punto? En primer lugar con la decision de unos pocos a dar el paso y sin estridencias pero con firmeza sumar a la población en cada ciudad de la isla y esto sin medios de comunicacion, ni recursos es muy trabajoso pero es la única vía. Se confirmó cuando el Movimiento Cristiano Liberación comenzó a fundar Comité Ciudadanos entre los firmantes de la demanda de referendo en 2002. El régimen se dio cuenta y desato una represión brutal que no termina pero con la cual no ha podido destruirnos pese a todos los intentos que incluyen segregación, sabotaje a nuestras iniciativas, traiciones, cárcel, destierro y asesinato de nuestros lideres. Lo hemos resistido todo precisamente porque la metodología y el planteamiento de resistencia fueron conscientemente pensados y seguidos coherentemente. Nosotros hemos intentado llevar al régimen a la “obediencia civil” pero las dictaduras mientras saben que cuentan con el respaldo que las democracias les proporcionan, como si de pares se tratara, se creen impunes e intocables para reprimir y mantenerse en su posición de fuerza contra el pueblo.

No es descabellado continuar intentándolo con todas nuestras fuerzas. Sobre todo porque un ciudadano que quiere dar pasos para conquistar sus derechos sabe que no es igual contar de su parte con la ley, por muy precaria que sea, aunque no este excepto de la represión, que salir a la calle a participar de una protesta con una docena de personas a recibir toda la violencia de las fuerzas policiales del régimen. La protesta popular debe determinar el cambio si el régimen no se implica en el respeto de las leyes o se compromete transparentemente a derogar las leyes represivas y segregacionistas. Si, se puede y se debe protestar cuando el régimen no escucha a los ciudadanos que desde la draconiana ley demandan civicamente recorrer el camino hacia la Ley inclusiva y plural que reconozca todos nuestros derechos. Para esto, primero, hay inexorablemente que intentar movilizar a las personas, ser una referencia para las personas siendo en toda la isla la opción frente al fracasado sistema que nos ha oprimido. Esto se lograra trabajando mucho, recibiendo el peso tambien de la represión pero sobre todo siendo pueblo y estando junto al pueblo.

Algunos prefieren llamar a la protesta exponiéndose a la represión, aun cuando no logren sumar a la población, que reacciona retrayéndose ante el hecho físico y visible de la violencia. No quisiera que ningun cubano mas, derrochando su valor individual, en un gesto tremendo salga a llevar sobre si todo el odio de quienes nos someten mientras el pueblo permanece impasible, ajeno e in solidario con quienes les llaman a defender sus derechos y los defienden a costa de su sacrificio de héroes y su martirologio solitario. No me parece moral que cómodamente, aprovechando la ventaja y posando de “duros” para ganar efímera notoriedad bien pagada, desde Internet y fuera de la isla otros convoquen a la rebeldía sin que los convocados se enteren porque en Cuba las redes no están universalizadas y aquellos que cuentan con acceso a ellas pagando altos precios no dedican mucho tiempo a convocatorias de quienes convocan desde el exilio.

Primero hay que lograr extender el movimiento democrático, luego, teniendo ya suficiente fuerza movilizadora, intentar retar al régimen obligandolo a la “obediencia civil” o desafiándole civicamente para que la libertad llegue ya a nuestra patria

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas