ALGORITMO: La esclavitud tiene muchas madres (III). por Regis Iglesias, portavoz MCL

12974535_1079844505410777_6715356867900164322_n

ALGORITMOMAG : La esclavitud tiene muchas madres (III)

Estados Unidos fue determinante para la independencia de nuestro país a pesar de haber intervenido oportunistamente luego que Cuba se desangrara entre la guerra, el hambre y el exilio. Determinó en que momento retirar su apoyo a los dictadores que nos han oprimido y en qué momento reiniciar relaciones con ellos. También ha trazado a sus aliados europeos, incluidos aquellos que en el Este sufrieron la opresión comunista y latinoamericanos la pauta de sus relaciones con la dictadura.

Estoy convencido que el 22 de julio de 2012 Estados Unidos supo desde el primer momento, que ocurrió cuando Oswaldo Paya, el líder del Movimiento Cristiano Liberación, MCL, y Harold Cepero, uno de los jóvenes activistas de nuestro Movimiento fueron declarados muertos en un incidente del que muchas evidencias, también la propia versión camelada y chapucera del régimen, indican se trató de un atentado en el que fueran asesinados.

Pero entonces Washington estaba en medio de negociaciones con el régimen castrista para reanudar relaciones diplomáticas poco después y “convenció” a España para que les dejaran a ellos hacer pese a que lo que intentaban era solamente encontrar otro “hijo de puta” como aliado mientras públicamente declaraban su apoyo a una sociedad civil  nula en el declarado propósito de democratizar la isla.

Así, aun ahora después del cambio de Administración, las instituciones que aparentemente se solidarizan desde Estados Unidos y por extensión América Latina o Europa para que se “empodere” a los cubanos en el reclamo de sus derechos continúan poniendo su atención y también sus recursos en aquellos que van en la línea de lo que Oswaldo Paya y el Movimiento Cristiano Liberación han denunciado como “cambio fraude” referido a las concesiones cosméticas, nunca fuente de verdaderas libertades, que el régimen vende a los cubanos y el mundo.

Mientras, el electo nuevo líder del MCL, Eduardo Cardet, es condenado a tres años de cárcel y le intentan asesinar empleando delincuentes comunes que impunemente lo agredieron con armas blancas hace apenas unos meses en la prisión “Cuba sí”, de la provincia Holguín donde lo mantienen secuestrado  por haber liderado la demanda Un Cubano, Un Voto, presentada a la Asamblea Nacional y a más de 120 diputados del régimen en todo el país y la denuncia de las falsas votaciones de los últimos meses, en las que de una manera u otra algunos “empoderados” desde la disidencia se han sumado o querido participar.

Un cubano, Un Voto propone a los Asambleístas que en el momento de redactar una nueva ley electoral deben ser reconocidos y garantizados el derecho a elegir de todos los cubanos dentro y fuera de Cuba, el derecho a regresar a su propio país y ser elegidos todos los cubanos de manera directa y sin que las Comisiones de Candidatura, que son el instrumento anticonstitucional del régimen para impedirlo, lo puedan hacer.

Esta postura continúa siendo la causa de la feroz represión contra Eduardo Cardet y el Movimiento Cristiano Liberación, a cuyos líderes desterrados no se les reconoce su derecho de regresar a Cuba.

Nosotros, junto a más de 35,000 ciudadanos con derecho al voto según las leyes del régimen, hemos demandado que la soberanía sea devuelta al pueblo tal como aun anuncia el artículo 3 de la vigente y contradictoria Constitución cubana. La convocatoria a referendo, así apoyada tangiblemente por los ciudadanos, no confundir con otras propuestas de plebiscitos pedidos desde el exilio, es un hecho ignorado no solo por el régimen, también por quienes tienen intereses contrarios a la libertad y quienes pretenden medrar manipulando el sacrificio de otros por la libertad.

Pero Cuba será libre, la esclavitud terminara más temprano que tarde porque la historia siempre está del lado de quienes la hacen con su sacrificio y su desprendimiento por los pueblos. No importa cuánto cueste, aunque el coste para nosotros los cubanos ya ha sido muy elevado, no importa cuánto pretendan impedirlo, los cubanos seremos libres, por muchas madres que tenga la esclavitud.

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas