ALGORITMOMAG: “La esclavitud tiene muchas madres I”. Por Regis Iglesias, portavoz MCL

14211958_890183177780729_7135202027910407541_n

ALGORITMO: “La esclavitud tiene muchas madres I”

El hecho de que aun el pueblo cubano no se haya unido al concierto de naciones libres del hemisferio y, por el contrario ha venido siendo por más de medio siglo agente de desestabilización de las frágiles democracias latinoamericanas es producto de varios factores.

El pueblo cubano no es peor ni mejor que cualquier otro sobre la tierra. No fuimos el último en independizarnos en el continente por apatía o gusto a la sumisión. Geográficamente la isla, era más cercana a la metrópoli y fue el centro de concentración de las tropas y recursos que contó España para intentar mantener sus dominios en América.

Pese a su escasa población los prósperos empresarios azucareros de la isla intentaron muchas veces la aproximación a la naciente República del norte, a la que ayudaron nuestras damas con sus joyas donándolas por su libertad. Tampoco les fue ajeno a los criollos cubanos los esfuerzos libertarios de sur y centro América. El presbítero y filósofo cubano Felix Varela intento impulsar sin éxito una ley para el reconocimiento de las antiguas colonias en América desde Cortes españolas, donde fue Diputado hasta que le sentenciaron en ausencia a pena de muerte y tuvo que refugiarse en New York, terminando sus días en San Agustín de la Florida, “tan cerca de Cuba” como pudo, en 1853.

El pueblo cubano no es peor ni mejor que cualquier otro sobre la tierra. No fuimos el último en independizarnos en el continente por apatía o gusto a la sumisión. Geográficamente la isla, era más cercana a la metrópoli y fue el centro de concentración de las tropas y recursos que conto España para intentar mantener sus dominios en América.

Pero la solidaridad cubana con sus vecinos siempre fue respondida con timoratos intentos de organizar aventuras filibusteras sin mayor impacto ya fueran desde el norte como desde el sur. Las jóvenes naciones eran aún muy débiles como para enfrentar, en medio de sus propios problemas nacionales, los intereses de las potencias de europeas y los Estados Unidos apostaron a impactar de a poco la economía cubana mientras observaba las tormentas políticas que tanto en la península como en la isla sacudieron aquel siglo XIX.

Varias fueron las conspiraciones abortadas y muchos los cubanos anexionistas e independentistas que junto a algunos internacionalistas aventureros fueron asesinados por la Corona que intentaba mantener su última posesión en las Américas al precio que fuera.

Finalmente, Cuba logro su independencia el 2 de mayo de 1902, luego de 30 años de luchas violentas en los campos de la isla y cabildeos políticos según las circunstancias, que hubieran resultado quijotescamente estériles si casi finalizando el siglo los Estados Unidos, viendo que era tiempo ya de asegurar sus intereses, no interviene militarmente en el conflicto y ayuda a los cubanos a alcanzar una soberanía tutelada que poco a poco durante los años de Republicanismo en la isla fue mermando económica y políticamente. Cuba logro en poco menos de medio siglo de Republica el control casi total de las tierras e industrias que habían hecho crecer su economía devastada al final de la guerra contra España y pudo eliminar de nuestra constitución el vergonzoso apéndice del que dependía nuestra soberanía del vecino del norte.

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas