Regis Iglesias Portavoz del MCL , a Actuall: “Raúl Castro no es el rey Juan Carlos I”

Regis Iglesias Portavoz del MCL , a Actuall: “Raúl Castro no es el rey Juan Carlos I”

http://www.actuall.com/entrevista/democracia/regis-iglesias-actuall-raul-castro-no-rey-juan-carlos-i/

El disidente cubano Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación, organización ciudadana fundada por Oswaldo Payá, analiza para Actuall el futuro de Cuba sin Fidel. Cree que Raúl va a mantener sus privilegios con violencia y más control.

Diego Hernández -01/12/2016

En los últimos días los grandes medios de comunicación silenciaron los crímenes de Fidel Castro y le presentaron como el último gran líder del siglo XX. Un cubano que sufrió en carne propia la violencia del régimen castrista habla para Actuall y afirma que la herencia del dictador es una Cuba pobre, herida y dividida.

Entrevistamos a Regis Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación, fundado por Oswaldo Payá en 1988 para defender los derechos fundamentales de los cubanos frente a la dictadura castrista. Payá murió en julio de 2012 posiblemente asesinado por el Régimen castrista e Iglesias fue perseguido, preso en 2003 y desterrado en 2010.

Con la muerte de Fidel Castro ¿se abre una vacío de poder en Cuba?

La muerte de Fidel no abre un vacío de poder en Cuba. El régimen previó siempre que la inevitable muerte del dictador podría provocar un desconcierto en las filas del poder y un sentimiento, quizá falso, de libertad en el pueblo.

La mezcla de estos sentimientos podría causar graves problemas al régimen. Por eso, cuando Raúl Castro heredó el poder en 2006, inmediatamente se encargó de tomar el control militar y económico en la isla, reprimiendo, encarcelando, desterrando y asesinando a los líderes opositores más importantes.

Eliminó o neutralizó a todo aquel que en el Partido podría disputarle el poder. Consolidó el cambio mediante la fuerza y el fraude, y vendió una imagen de apertura económica. Todo esto se hizo bajo la mirada indiferente, o incluso la colaboración, de varias democracias occidentales.

¿Cambia en algo el cuadro político nacional?

Desde lo que nosotros conseguimos ver, no. El cuadro político en la isla no ha variado un ápice con la muerte de Fidel. La constante sigue siendo la falta de derechos hoy, ayer y hace medio siglo. Para el régimen sobrevivir le es indispensable negar derechos fundamentales.

Las luchas intestinas con una constante en el PC, pero no creo que triunfe una revuelta contra Raúl

¿Prevén una lucha intestina por el poder dentro del Partido Comunista?

Las luchas intestinas son una constante en los sistemas totalitarios. Las personas no tienen derechos y están sometidos al terror. Los que colaboran con el régimen desde el poder tampoco tienen derechos sino privilegios, han usurpado al pueblo y han sido cómplices del odio y la violencia. Por tanto, conocen la lógica interna del sistema y saben que tienen que conspirar por cuotas de ese poder. Para sobrevivir tienen que luchar por espacio, pero no creo que eso signifique que pueda instalarse una revuelta contra Raúl.

Algunos analistas consideran que se puede abrir una ventana de oportunidad para unatransición democrática en Cuba.

Disculpe mi sinceridad. Fidel Castro murió, y Raúl Castro, su hermano y heredero, no es un hombre moderado ni de diálogo. Durante su gobierno no ha variado un milímetro la esencia represiva y autoritaria del régimen, los métodos de sometimiento continuar siendo criminales y totalitarios.

No se abre ninguna ventana hacia la libertad para los cubanos con la muerte de Fidel Castro. Su hermano Raúl no es el Rey Juan Carlos I de España sino un general al mando de una junta económico militar que no quiere perder sus privilegios y está dispuesta – como lo ha demostrado ya – a conservarlos con violencia y más control.

¿La muerte de Fidel les cogió por sorpresa?

No. Para nosotros no fue sorpresiva.  Los cubanos, víctimas de la dictadura, conocíamos desde hace bastante tiempo la salud precaria del  tirano, a pesar de la imagen que la propaganda oficialista intentó vender al mundo durante los últimos años.

¿Castro deja algún legado?

Sólo crímenes: más de medio siglo de opresión, tiranía, violencia, segregación, odio, división, asesinatos, robos, exilios forzados, miseria, corrupción, y la negación sistemática de los derechos fundamentales de sus compatriotas. También de guerras e intervenciones militares o políticas en los asuntos internos de otras naciones. Este es su nefasto legado en nuestra historia. Deja una Cuba herida, fracturada, pobre y sometida.

Fidel no deja un Código como Napoleón, ni una infraestrcutura como Hitler sino un país empobrecido, miles de asesianatos y puso al mundo al borde de una guerra atómica

¿No hay nada que pueda rescatarse?

No. Nada. Todo lo que hizo en Cuba fue edificado sobre sangre y dolor. Fidel Castro no deja un código como Napoleón, ni infraestructura como Hitler, ni un país industrializado como José Stalin, no. Deja como ellos y como Mao Tse-Tung, la dinastía Kim y Pol Pot una vasta estela de crímenes.

No hay nada de valioso en el hecho de haber colocado al mundo al borde de una guerra atómica, ni en los miles de asesinatos, los cientos de miles de encarcelados por motivos políticos, en los millones de desterrados. No hay nada de valioso en haber sometido a un pueblo entero incautando sus derechos. Cuba es pobre y no goza de libertad.

Y además exportó la Revolución al resto de América

Castro deja también su huella en las narco guerrillas colombianas, en los terroristas que asolaron América Latina durante décadas, en la complicidad con otros tiranos que sometieron al pueblo venezolano, al nicaragüense, al angolano, al etíope.

No puedo rescatar nada de esta tiranía. Los supuestos “logros” de la “revolución” han costado mucho al pueblo cubano y a otros pueblos hermanos. Quizá en un muy intimo y estrecho ambiente familiar puede haya dejado algún recuerdo feliz, pero no para el resto de los cubanos que padecieron su violencia, su odio, su desprecio, su opresión. A su alma la juzga ya Nuestro Señor, al personaje histórico lo podemos juzgar y lo juzgamos todas sus víctimas.

Para quienes, como usted, padecieron el castrismo… ¿Es doloroso ver los panegíricos al dictador?

Sí, duele. Quienes elogian públicamente a Fidel Castro sólo están evidenciando su lamentable opción de ponerse al lado de un opresor. Es obsceno.

¿Cuál fue el mayor daño que Fidel causó al pueblo cubano?

La negación de sus derechos fundamentales. De allí emanan los asesinatos, la miseria, la fractura entre cubanos, la corrupción, la desesperanza.

El régimen castrista es responsable de las muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero

Ante tan sombrío panorama ¿Es posible impulsar una transición democrática en Cuba?

Si, aunque es extraordinariamente difícil. El pueblo cubano ya ha demandado constitucionalmente un referendo para que se garanticen sus derechos. Más de 35.000 ciudadanos con derecho al voto lo han solicitado ante el parlamento cubano a través de la iniciativa de ley denominada Proyecto Varela.

Además, el Movimiento Cristiano Liberación presentó en julio la propuesta “Un cubano, un voto”, orientada a que las autoridades reconozcan el derecho a elegir y a ser elegido de todos y cada uno de los cubanos, estén dentro o fuera del país. Queremos que las elecciones de 2018 realmente sean democráticas.

Sin Fidel ¿no hay un obstáculo menos?

Infelizmente no hay ningún indicio de que la situación respecto a la falta de derechos de los cubanos será diferente. Nada ha acontecido, desde el poder, que represente una señal de que nuestras libertades civiles, políticas y económicas serán reconocidas y garantizadas. Independientemente del entorno no nos vamos a detener. Queremos nuestros derechos y los queremos ya.

No puede haber transición democrática si no se devuelve la soberanía popular a los cubanos, y si no hay justicia contra la impunidad

Desde la perspectiva del Movimiento Cristiano Liberación ¿Cuáles son las claves de una verdadera transición democrática?

Dos cosas nos parecen fundamentales. Primero es importante que la soberanía popular sea devuelta a los cubanos, que podamos realmente decidir. Es necesario que haya espacios institucionales para impulsar una agenda de derechos y libertades fundamentales.

Y segundo, consideramos que la reconciliación debe ser generada por la justicia. Sin ella sólo habrá impunidad. Los cubanos necesitamos pasar esta página en limpio para abrazarnos y reconocernos como hermanos. Sólo así podremos, juntos todos, reconstruir nuestra Patria en libertad y las lagrimas serán enjugadas luego de esta larga pesadilla que para nosotros ha sido terriblemente real.

Escribir comentario.




*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Buscar

Archivo

Temas