Nuevo Herald: El triunfo de la mesura en Perú. Por Regis Iglesias, Portavoz MCL

IMG_0511 - copia

http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article85138222.html

Kuczynski y Fujimori capitanean agrupaciones de corte más personalista que ideológico

Kuczynski propone un modelo de más democracia liberal

Tocará a Kuczynski encontrar el equilibrio que mantenga la estabilidad

Terminada la segunda vuelta electoral en Perú para determinar el nuevo presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski resultó ganador con un 50.12% de los votos frente a un 49.88% de su oponente Keiko Fujimori.

Tanto Kuczynski como Fujimori capitanean agrupaciones de corte más personalista que ideológico. Así, ambos candidatos identificados en el centro derecha del espectro político, más que ser líderes de formaciones tradicionales en el sentido ortodoxo del término, se han puesto al frente de dos propuestas personalistas en las que incluso el nombre propio, con cierto olvido del idioma castellano de Kuczynski, forzada pero hábilmente fue aprovechando para identificar su “partido” Peruanos Por el Kambio y reforzar la batalla mediática.

Kuczynski frente a su rival propone un modelo de más democracia liberal y eficacia económica que quizás en los resultados computados fue decisiva respecto a los vínculos filiares que la candidata Fujimori lastra. Ella es la hija de Alberto Fujimori, un presidente que pudo en su momento frenar el terrorismo y devolver estabilidad económica y social al país iniciando el nuevo despegue de Perú en la década de los 90, pero la corrupción, el autoritarismo y la violencia política que desde su gobierno y en particular su ministro Vladimiro Montesinos ejerció marcaron negativamente sus dos periodos presidenciales que intentó ampliar no sin la resistencia del Tribunal Constitucional y los sectores democráticos peruanos. Keiko, sin embargo, ha sabido manejar la herencia populista de su padre, actualmente en prisión, que siempre es efectiva en los ciudadanos deseosos de mayores éxitos en la lucha contra la inseguridad que golpea muchas calles y ciudades peruanas.

Pero lo singular del modelo político y electoral peruano resulta como sin importar si la formación política o el candidato sean de “derecha” o “izquierda” logran a partir de consensos evitar la llegada al poder de tendencias extremas que retrocedan el país a épocas de autoritarismos y dictaduras. Así en las elecciones de 2011 liberales nada sospechosos de izquierdas como Mario Vargas Llosa apoyaron al ex general de tendencias socialistas Ollanta Humala para evitar el ascenso de Keiko Fujimori en su primer intento por llegar a la presidencia. Esta vez, la candidata socialista Verónika Mendoza, quien quedó fuera de la segunda vuelta, dio su apoyo al liberal Kuczynski. Pero Fuerza Popular de Fujimori controla sin embargo mayoritariamente el Congreso de la República, lo cual podría ser un escollo para la gobernabilidad al flamante presidente Kuczynski, ideológicamente más cercano a la propia Fujimori que a Mendoza.

Tocará en los próximos meses y años de su gobierno a Kuczynski encontrar el equilibrio que mantenga la estabilidad en un país con muchas diferencias entre la ciudad y el enorme territorio rural que abarca, la diversidad social y étnica que lo integra. De hecho Kuczynski deberá llamar a varios políticos de la oposición, incluidos fujimoristas y quizás alguno de la izquierda para poder nombrar ministros, pues sus 16 diputados en el Congreso no le dan holgadas opciones. Se espera un gobierno de conciliación y concordia, los acuerdos en política económica y social en el Congreso marcarán los próximos cinco años en el Perú.

El reto será tanto para Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori y el resto de los líderes de agrupaciones políticas, el consolidar sus formaciones y basarlas más en un proyecto político estable y sólido, no en personalismos que ayudaría a consolidar la estabilidad y la moderación en Perú para provecho de sus gentes.

Mientras tanto esperamos que para la Cumbre de las Américas que organizará Perú en 2018 el deseo y la lucha pacífica de los cubanos por rescatar la soberanía popular e insertar a nuestra isla en el concierto de naciones libres del hemisferio occidental ya sea una realidad tangible o estemos bien encaminados los cubanos en esa dirección. Por ahora sana envidia da a nosotros, hijos de un pueblo oprimido por la más longeva y atroz tiranía de América Latina, el éxito de nuestros hermanos peruanos. Nos emociona y da esperanzas.

Portavoz Movimiento Cristiano Liberación.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/article85138222.html#storylink=cpy

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas