Las redes sociales, la impunidad y la parte que nos toca. Por Carlos Payá

redes1En estos días (realmente  todos los días) se suceden todo tipo de comentarios,   actualizaciones de perfiles o estado, etc. con todo tipo de barbaridades, rozando e incluso superando las amenazas, a veces hechas desde el anonimato, el  falso perfil o los más estúpidos, hasta con su nombre real.

La pregunta es ¿Vale todo en nombre de la libertad de expresión?

Sin duda, es preferible    la existencia y publicación de ese mal menor  antes que la censura , que en cualquier caso sería  tan inútil  como ponerle puertas al campo.

Sin embargo,  todos  somos rehenes de lo que decimos o escribimos, las hemerotecas están ahí, nada se borra, con la salvedad de que la responsabilidad del comentario estúpido o amenazante, cuando es anónimo se traslada del autor al medio que lo publica

En ciertos casos, ese cintillo o advertencia que aparece en los medios diciendo

“ Este programa o esta página no se hace responsable de lo que opinan sus colaboradores o invitados”

debería sustituirse  por:

“ No somos responsables de las estupideces que dicen nuestros invitados pero si somos responsables de invitar a estúpidos”

Sirva esta larga  introducción para  tocar un tema muy doloroso, ( mi tema de todos los días) como es  el de las  muertes sin aclarar de Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Hace años,  concretamente el  3 de julio de 2008  recibimos en nuestra web www.oswaldopaya.org este comentario:

“Tu lo que eres es tremendo m…………ooooon   osvaldo te queda poco porque yo mismo te voy a arrancar la cabeza estoy tan cerca de ti que casi me puedes ver veras lo que es morir con dolor”

Evidentemente, el “autor” del comentario,  un individuo que se identificaba a como “José Luis” y dejó un mail , quizás falso,  no estaba cerca de Oswaldo ( su IP le sitúa en Madrid) ni tenía posibilidad alguna de hacerle daño real.

Pero su indecente comentario fue premonitorio, pues  a Oswaldo le destrozaron la cabeza a golpes y  Dios mío, quien sabe cuánto sufrió  al igual que Harold, en su agonía.

Quizás ese José Luis o como se llame nunca  lea esto,

Quizás después de escribir el comentario se ahogó en sus propias heces,

Pero ahí está,

Quod scripsi, scripsi.

Carlos Payá, “nasío pá dibujá”

Buscar

Archivo

Temas

Sigue al MCL en redes sociales:

 

Octubre 2014
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Enlaces

Blogs Relacionados

RSS LIBERTAD TAMBIEN PARA CUBA

RSS El Blog de Minervo