Oswaldo Payá: En memoria. Por Nancy Pérez-Crespo

nancy perezHace dos años, un 22 de julio, la dictadura cubana asesinó al líder del Movimiento Cristiano Liberación, Oswaldo Payá Sardiñas. Junto a él, también mataron a su compañero de lucha, el joven Harold Cepero.

Han pasado dos años y la justicia no ha sido servida. ¿Por qué? Porque fueron ellos los asesinos. Los que mataron a Oswaldo y a Harold fueron exactamente los mismos que manipulan la justicia, en la Isla de Cuba. La justicia socialista, la justicia comunista, la revolucionaria.  Esa justicia diabólica que no acepta  divergencias y mucho menos oposición, y Payá era eso más que todo: un opositor  medular, con lógica, con coherencia y gran ética; que buscaba grietas por donde filtrar su oposición, sus proyectos, sus anhelos, todos con la misma meta: la libertad de Cuba.

A él no le importaba que quizás no fuera políticamente correcto o que mal lo interpretaran. Él solo buscaba soluciones para salir de la tiranía que había destruido a su pueblo y le preocupaba aún más, el deterioro cívico y moral de los cubanos.

Fue el ingeniero Oswaldo Payá  Sardiñas una figura excepcional de la oposición política en Cuba. Fundador y líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y el opositor cubano más conocido y respetado internacionalmente.

Su Proyecto Varela —una iniciativa de reforma constitucional que colectó miles de firmas— demostró el amplio apoyo y admiración de su líder entre la población cubana.

Payá recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo en el 2002 que desencadenó una furiosa reacción del régimen castrista que apresuradamente los llevó a  declarar como irrevocable al socialismo como el sistema de gobierno de la Isla.

Nacido en La Habana en 1952 en el seno de una familia de tradición católica, Payá asistió al colegio Champagnat de los Hermanos Maristas, hasta que fue clausurado por el régimen comunista en 1961. A los 16 años fue enviado a pasar el servicio militar obligatorio en Isla de Pinos.  Como laico, trabajó en varios proyectos de la Iglesia y  fue delegado al Encuentro Nacional Eclesial Cubano (ENEC).

Redactó el Programa Transitorio para un cambio político en Cuba y fue uno de los organizadores de Concilio Cubano. Como líder opositor firmó el manifiesto «Todos Unidos». Payá y sus partidarios recorrieron la isla consiguiendo firmas para el Proyecto Varela y el 10 de mayo de 2002 presentaron más de 11 mil firmas de respaldo a un plebiscito sobre un proyecto legislativo ante la Asamblea Nacional. El régimen no sólo impugnó la propuesta, sino que movilizó sus turbas para aparentar apoyo para reafirmar el sistema socialista y propiciar un cambio constitucional que no dejara espacio  a la oposición.

En marzo del 2003, más 40 integrantes del MCL estuvieron entre los 75 activistas arrestados y condenados durante la ola represiva conocida como la Primavera Negra.

En el 2004, el Proyecto Varela consiguió recolectar otras 14 mil firmas y

dos años después presentó el programa «Todos Cubanos». Firmó junto con otros opositores el documento «Unidad para la Libertad». En el 2009, impulsó el Llamamiento al Diálogo Nacional y, en julio del 2011, dio a conocer la «El Camino del Pueblo» y el «Proyecto Heredia».

«Los cubanos tenemos derecho a los derechos. Hagamos el camino del pueblo», era su lema.

En los últimos tiempos de su vida, la voz de Payá se elevó con justas críticas a la jerarquía católica, por considerar que estaba estableciendo una política de desprecio hacia el movimiento opositor interno.

En mis programas de radio fue Oswaldo Payá uno de mis más frecuentes entrevistados. Guardo muchas, muchas horas de grabaciones, donde está plasmado su pensamiento, su ideario, su mesura, su alma, su cubanía. Algún día llevaré a un libro esa enriquecedora experiencia.

Cuando fue asesinado Payá que tenía 60 años y Harold Cepero, de 32.

Con la muerte de Payá, el movimiento de oposición en la isla perdió a una de las personalidades de más prestigio, influencia social y proyección internacional. Cuba, perdió a uno de sus mejores hijos. Yo, perdí un gran amigo.

Comentarios

Pingback de Boletín especial MCL II Aniversario muertes de Harold Cepero y Oswaldo Payá | Movimiento Cristiano Liberación
Hora: 30 Julio 2014, 9:26 am

[...] 20-Oswaldo Payá: En memoria. Por Nancy Pérez-Crespo [...]

Escribir comentario.




*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Buscar

Archivo

Temas