¿Por qué no podemos los cubanos disfrutar de los Derechos? Declaración del Movimiento Cristiano Liberación.

¿Por qué no podemos los cubanos disfrutar de los Derechos?

En los últimos años desde el Movimiento Cristiano Liberación hemos denunciado el intento del Gobierno cubano por imponer el Cambio Fraude. A las reformas sin derechos se han sumado nuevas variables que irrumpen en el actual escenario cubano en complicidad con el longevo grupo en el poder. Una oleada desesperada de heraldos y partícipes del Cambio Fraude se esfuerza por justificar y alentar una desleal política internacional hacia nuestro pueblo.

Amanecimos el año 2014 con la nueva e infundada política de la Unión Europea de estrechar lazos con el Gobierno de la Isla. Esperamos que en su llamada nueva relación, tengan en cuenta las demandas de cambio legales de los ciudadanos cubanos que somos tan seres humanos como los europeos y merecemos los mismos derechos.

Los secretarios generales de la OEA y la ONU, junto a la mayor parte de los presidentes latinoamericanos decidieron ignorar la ola represiva que causó su visita durante la lujosa CELAC en vergonzosa complacencia con un Gobierno que mantiene en la miseria a la mayoría de sus ciudadanos.

Hemos conocido por de la prensa en el extranjero de las aventuras de millonarios cubano-americanos que visitan nuestro país dando a conocer sus buenas relaciones de amistad con los otrora interventores de sus propiedades, a quienes ahora ayudan a suplir su ineficiente gestión económica a través de los años, con tal de establecer sus intereses económicos nuevamente. En la controlada prensa nacional no se habla nada de esto, los cubanos no tenemos derecho a saber tan siquiera cuál es la nueva estafa que preparan para nuestro futuro próximo. Desinformación y manipulación a la que se suman, desde Madrid, los comisarios de la revista del Cardenal de la Habana, que ni pertenece a los laicos ni ofrece espacio a la pluralidad.

Algunos gobiernos democráticos hasta pactan silencio, como en el caso del atentado que terminó con la vida de Osawaldo Payá y Harold Cepero, presuntamente para obtener alguna ventaja necesaria. Optan por mirar hacia otro lado para no buscarse problemas y se hacen cómplices de la mentira y la injusticia.

En Cuba no existe el derecho de libre expresión, los cubanos no tenemos acceso a los medios de comunicación que pagamos con nuestros miserables salarios. No podemos asociarnos libremente para expresar sinceramente nuestros problemas ni para expresar nuestra creatividad y mucho menos para defendernos de las habituales injusticias que sufrimos. La corrupción institucional se ha convertido en un medio de vida y gran parte de los jóvenes buscan cualquier vía para abandonar el país con el propósito de poder realizar sus sueños, aunque no siempre lo consiguen. Pudiéramos seguir pero es interminable la lista de nuestras carencias y de la destrucción en que nuestro país y nuestra sociedad se encuentran a causa de la privación de los derechos.

¿De qué pretenden convencer al mundo ahora? Cuando el propio Raúl Castro ha aclarado que sus reformas son para más Socialismo, y los cubanos sabemos muy bien que significa eso.

¿Acaso nos están diciendo a los cubanos que vivimos dentro y fuera de Cuba, que sufrimos la exclusión y las desventajas de no tener derechos, que este marco actual de opresión y exclusión, sin derechos ni trasparencia es el camino de la transición? ¿De cual transición se trata? No hablen más por el pueblo. La gradualidad solo tiene sentido si se avanza hacia la democracia, si la agenda posee perspectivas trasparentes de libertad e inclusión. Eso no es lo que hasta ahora ocurre en el país.

El cambio pacífico significa libertad, reconciliación, pluralismo político y elecciones libres. Es ese el camino de la verdadera transición. Por la que muchos luchamos y coincidimos en el Camino del Pueblo.

Para romper el totalitarismo los ciudadanos deben poder participar. Por eso se hace necesario un plebiscito, el que los propios ciudadanos vienen exigiendo de manera legal. Para que el pueblo pueda emprender su camino y decida libremente su futuro. Es esto lo que los hombres y las instituciones de buena voluntad deben reclamar para el pueblo cubano: El derecho a decidir sin opresión su futuro. Por eso seguiremos luchando.

Consejo Coordinador del

Movimiento Cristiano Liberación.

La Habana, 16 de febrero 2014.

Comentarios

Pingback de Boletín MCL 7 de marzo de 2014 | Movimiento Cristiano Liberación
Hora: 8 Marzo 2014, 11:30 am

[...] 6. ¿Por qué no podemos los cubanos disfrutar de los Derechos? Declaración del Movimiento Cristiano L… [...]

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas