Mensaje del Movimiento Cristiano Liberación

Mensaje del Movimiento Cristiano Liberación
En este décimo primer aniversario de la primera entrega de firmas del Proyecto Varela queremos compartir con todos nuestros hermanos nuestras preocupaciones, propuestas y sueños.
Hoy vivimos un nuevo momento de nuestra historia, momento de esperanzas pero también de peligros, porque se está definiendo la orientación que tomará el proceso cubano en el futuro inmediato. Por eso este es el momento de exigir unidos la realización del plebiscito del Proyecto Varela. Ya es hora de que la Asamblea Nacional cumpla con su deber constitucional de preguntar al pueblo si quiere o no Cambios en las leyes que garanticen la libertad de expresión, la libertad de asociación, la liberación de los prisioneros políticos, la posibilidad de tener empresas privadas y elecciones libres.
Percibimos la inconformidad generalizada con el orden imperante que viene acompañada de la toma de conciencia del engaño y de la indignidad con que se nos reduce a una vida sin derechos  que nos ha sumido a la mayoría de los cubanos y en especial a los  trabajadores  en una desventaja social miserable. Los cubanos queremos cambios.
Sabemos que en muchos aún se impone el miedo que se ha hecho cultura y nos paraliza; mientras los que tienen el poder se reparten posiciones económicas y viven como ricos capitalistas frente una mayoría marginada y cada vez más pobre a la  que sentencian a socialismo o muerte, disfrazándola bajo la entelequia de socialismo próspero y sostenible. Constatamos con tristeza que la mayoría de los cubanos sobrevive debido a la corrupción imperante. La falta de confianza en las instituciones, debido al deterioro moral y  ético y  de los recursos en muchos lugares ya inexistentes, son duras realidades que han alterado gravemente la esencia de nuestra sociedad. Es ya un hecho lamentable: nuestro pueblo ha sido arrastrado en el fracaso de este régimen.
Pero  Cuba está cambiando. El cambio no viene de las recientes reformas y campañas del Gobierno Cubano, que si bien alivian algún sector de la sociedad, no entregan los derechos al pueblo. Reformas que mantienen todo el poder y la capacidad de decisión en el pequeño grupo de personas, jamás legitimado en elecciones libres, que conforma la junta económico-militar que pretende de perpetuar su poder absoluto.
El cambio que Cuba experimenta hoy reside en las mentes y los corazones de los cubanos. Se manifiesta e  invade espacios donde por décadas el reclamo de los derechos y la búsqueda de la libertad se encontraban fracturados.
Por más de 60 años muchos cubanos nos hemos levantado contra la injusticia a la que hemos estado sometidos. Las decenas de líderes de la oposición y de la ciudadanía de todo el país que trabajaron y aun trabajan en el Proyecto Varela demuestran la unidad del Movimiento  Democrático Cubano. Todos queremos los derechos, son una necesidad vital.
Sirva este día para reconocer y felicitar a los gestores y firmantes del Proyecto Varela que removieron este sistema totalitario que se erige sobre el miedo y la falta de libertad. El Proyecto Varela no pertenece al pasado sino que es el grito de esperanza de miles de cubanos que se levanta en la defensa de los derechos para todos. Este es el momento de renovar ese reclamo, este es el momento de exigir juntos la realización del plebiscito. Para entre todos, como pueblo, evitar el secuestro de nuestra soberanía y dar el primer paso en el diseño de nuestro futuro.
Debemos ser conscientes, que estamos en tiempos de maduración, porque nacerá una nueva etapa para Cuba. Todos los cubanos que amamos esta isla hermosa debemos reflexionar y  reorientar nuestras vidas y propósitos para desde donde quiera que nos encontremos, con los recursos que contemos y con nuestra buena voluntad para con todos, contribuyamos para que esa nueva etapa que de seguro vendrá sea para la elevación de nuestra nación en la libertad y la justicia y no para la degradación o la violencia.
Como expresa  se expresa en la propuesta de la oposición democrática dirigida a todos los cubanos estemos dentro o fuera de Cuba y  dada a conocer como El camino del  Pueblo:
“Trabajamos y luchamos con amor por Cuba y con la esperanza puesta en las capacidades, el valor y la buena voluntad de todos los cubanos.” Y reconociendo que solo a nosotros nos compete la responsabilidad de ser los protagonistas de los cambios que deriven en una sociedad incluyente y plural donde todos podamos vivir en paz.
Todos Cubanos, Todos hermanos y ahora la libertad.
A nombre del Movimiento Cristiano Liberación, Consejo Coordinador:
Juan  Felipe Medina Díaz Antonio Díaz Sánchez
Narviel  Hernández Moya Regis Iglesias Ramírez
Armando Guzmán Peña Francisco de Armas
Eduardo Cardet  Concepción Carlos Alberto Payá
Andrés Adolis Chacón Aroche Julio Hernández
Ofelia Acevedo Maura
Cuba,  18 de abril de 2013.
En este décimo primer aniversario de la primera entrega de firmas del Proyecto Varela queremos compartir con todos nuestros hermanos nuestras preocupaciones, propuestas y sueños.
Hoy vivimos un nuevo momento de nuestra historia, momento de esperanzas pero también de peligros, porque se está definiendo la orientación que tomará el proceso cubano en el futuro inmediato. Por eso este es el momento de exigir unidos la realización del plebiscito del Proyecto Varela. Ya es hora de que la Asamblea Nacional cumpla con su deber constitucional de preguntar al pueblo si quiere o no Cambios en las leyes que garanticen la libertad de expresión, la libertad de asociación, la liberación de los prisioneros políticos, la posibilidad de tener empresas privadas y elecciones libres.
Percibimos la inconformidad generalizada con el orden imperante que viene acompañada de la toma de conciencia del engaño y de la indignidad con que se nos reduce a una vida sin derechos  que nos ha sumido a la mayoría de los cubanos y en especial a los  trabajadores  en una desventaja social miserable. Los cubanos queremos cambios.
Sabemos que en muchos aún se impone el miedo que se ha hecho cultura y nos paraliza; mientras los que tienen el poder se reparten posiciones económicas y viven como ricos capitalistas frente una mayoría marginada y cada vez más pobre a la  que sentencian a socialismo o muerte, disfrazándola bajo la entelequia de socialismo próspero y sostenible. Constatamos con tristeza que la mayoría de los cubanos sobrevive debido a la corrupción imperante. La falta de confianza en las instituciones, debido al deterioro moral y  ético y  de los recursos en muchos lugares ya inexistentes, son duras realidades que han alterado gravemente la esencia de nuestra sociedad. Es ya un hecho lamentable: nuestro pueblo ha sido arrastrado en el fracaso de este régimen.
Pero  Cuba está cambiando. El cambio no viene de las recientes reformas y campañas del Gobierno Cubano, que si bien alivian algún sector de la sociedad, no entregan los derechos al pueblo. Reformas que mantienen todo el poder y la capacidad de decisión en el pequeño grupo de personas, jamás legitimado en elecciones libres, que conforma la junta económico-militar que pretende  perpetuar su poder absoluto.
El cambio que Cuba experimenta hoy reside en las mentes y los corazones de los cubanos. Se manifiesta e  invade espacios donde por décadas el reclamo de los derechos y la búsqueda de la libertad se encontraban fracturados.
Por más de 60 años muchos cubanos nos hemos levantado contra la injusticia a la que hemos estado sometidos. Las decenas de líderes de la oposición y de la ciudadanía de todo el país que trabajaron y aun trabajan en el Proyecto Varela demuestran la unidad del Movimiento  Democrático Cubano. Todos queremos los derechos, son una necesidad vital.
Sirva este día para reconocer y felicitar a los gestores y firmantes del Proyecto Varela que removieron este sistema totalitario que se erige sobre el miedo y la falta de libertad. El Proyecto Varela no pertenece al pasado sino que es el grito de esperanza de miles de cubanos que se levanta en la defensa de los derechos para todos. Este es el momento de renovar ese reclamo, este es el momento de exigir juntos la realización del plebiscito. Para entre todos, como pueblo, evitar el secuestro de nuestra soberanía y dar el primer paso en el diseño de nuestro futuro.
Debemos ser conscientes, que estamos en tiempos de maduración, porque nacerá una nueva etapa para Cuba. Todos los cubanos que amamos esta isla hermosa debemos reflexionar y  reorientar nuestras vidas y propósitos para desde donde quiera que nos encontremos, con los recursos que contemos y con nuestra buena voluntad para con todos, contribuyamos para que esa nueva etapa que de seguro vendrá sea para la elevación de nuestra nación en la libertad y la justicia y no para la degradación o la violencia.
Como expresa  se expresa en la propuesta de la oposición democrática dirigida a todos los cubanos estemos dentro o fuera de Cuba y  dada a conocer como El camino del  Pueblo:
“Trabajamos y luchamos con amor por Cuba y con la esperanza puesta en las capacidades, el valor y la buena voluntad de todos los cubanos.”
Y reconociendo que solo a nosotros nos compete la responsabilidad de ser los protagonistas de los cambios que deriven en una sociedad incluyente y plural donde todos podamos vivir en paz.
Todos Cubanos, Todos hermanos y ahora la libertad.
A nombre del Movimiento Cristiano Liberación, Consejo Coordinador:
Juan  Felipe Medina Díaz
Narviel  Hernández Moya
Armando Guzmán Peña
Eduardo Cardet  Concepción
Andrés Adolis Chacón Aroche
Ofelia Acevedo Maura
Antonio Díaz Sánchez
Julio Hernández
Francisco de Armas
Carlos Alberto Payá 
Ernesto Martini Fonseca
Regis Iglesias Ramírez
Cuba,  10 de Mayo de 2013.
736563_465355390193028_1799259508_o

Comentarios

Comentario de Jose Diaz
Hora: 11 Mayo 2013, 7:54 am

Esta noche tan larga debe terminar.
Es hora ya de que seamos libres!!

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas

Sigue al MCL en redes sociales:

 

Mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Enlaces

Blogs Relacionados

RSS LIBERTAD TAMBIEN PARA CUBA

RSS El Blog de Minervo