La Gaceta: CASO OSWALDO PAYÁ ‘Tú no vas a sobrevivir a Fidel; te vamos a matar’ por LUIS LOSADA

  • 14371_4514618900138_29426454_nhttp://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/tu-no-vas-sobrevivir-fidel-te-vamos-matar-20130104 El disidente Oswaldo Payá recibió numerosas amenazas por parte de la Seguridad del Estado cubano.                      Oswaldo Payá estaba destinado a ser el Lech Walesade Cuba. No era disidente de última hora sino de primera. Además, había logrado aunar a la oposición y abogaba por un cambio “de la ley a la ley” siguiendo el modelo español. Una transición de todos, castristas y anticastristas, cubanos en Cuba y en el exilio. Su proyecto Varela fue el primer intento de reformar el régimen siguiendo los mismos mecanismos del propio régimen. Quizás por eso el presidente del Movimiento Cristiano de Liberación fue premio Sájarov del Parlamento Europeo y ha sido propuesto premio Nobel de la Paz en multitud de ocasiones.                                                                               La respuesta siempre fue el desprecio, la represión y los actos de repudio. Poco antes del suceso del 22 de julio, en el mes de mayo ya sufrió un ataque. Volcaron su furgoneta y el conductor, que era policía, le amenazó en el mismo hospital. Hace dos años le aflojaron las ruedas del coche y hace 10 años fue embestido por un minibus. Además, permanentemente estuvo amenazado por motorizados mientras andaba en su bicicleta. “Tú no vas a sobrevivir a Fidel Castro; te vamos a matar”. Es la advertencia explicita recibida en varias ocasiones por la Seguridad del Estado.                                                                                                     El 22 de julio se repitió la escena. Un coche les embistió. Así lo reconoce Carromero al llegar al hospital y así lo señalan los testigos según la información que el capitán Fulgencio Medina ofreció a los familiares y amigos de Oswaldo: un automóvil rojo les estaba persiguiendo y un cubano les recriminó: “¿Quiénes son Uds., por qué nos hacen esto?”. Además, el voluntario sueco Aaron Modig envía un SMS desde el hospital informando de estar siendo perseguidos por la Seguridad del Estado y que estaban tres ingresados y un desaparecido. Se trataba de Oswaldo Payá abandonado en la carretera 40 minutos. ¿Por qué? Interrogante abierto.

  • Golpes en la cabeza
    Casualmente cuando su mujer le llama le coge un miembro de la Seguridad del Estado y le dice: “El dueño de este teléfono falleció”. Además, el forense informa de que el cuerpo de Payá “está hecho papilla” (sic). Sin embargo, el médico amigo de la familia que ayudó a vestir al cadáver de Oswaldo informó de que el cuerpo estaba intacto, pero que la cabeza tenía múltiples golpes.

    Por otra parte, cuando el disidente Harold Cepeda llega al hospital con la pierna fracturada, un médico apodado Nene le calumnia afirmando que es un agente de la CIA y un traficante de drogas. Toda una demostración del juramento hipocrático…

    La versión oficial del castrismo insiste en el accidente. Pero la fiabilidad es nula. ¿Qui prodest la muerte de Oswaldo? Obviamente el castrismo respira más tranquilo. Es verdad que Ángel Carromero reconoce en un vídeo la versión oficial cubana. Pero también es verdad que sus primeros 14 días en prisión estuvo enchufado a una vía y recibiendo sedaciones. En todo caso, Esperanza Aguirre sostiene que el caso “no está aclarado” y reclama una comisión internacional para esclarecerlo. Carlos Payá también reclama del Gobierno español que esclarezca la muerte de su hermano.

    Sin contraprestaciones
    Hay quien sostiene que el precio para la repatriación de Carromero es su silencio. El diputado del PP por Ávila, Pablo Casado, niega que exista contraprestación económica o política. Ni pago de rescate ni modificación de la posición común. En todo caso, si fuera cierto que el precio es el silencio es que hay algo que ocultar. Quizás todos estos extremos serán los que quiera aclarara el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ayer pidió comparecer a petición propia en la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados para aclarar el traslado de Carromero a España en virtud del convenio bilateral suscrito en 1998. “Por vía ideológica tendríamos un mártir en Cuba; por vía diplomática está en España”, adelanta Carlos Floriano.

    Por otra parte, la Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia resolverá en los próximos días sobre su tercer grado penitenciario. Si no, será la semana siguiente. Una decisión rápida porque –señalan los expertos– su calificación debe realizarse nada más llegar a España. Puesto que el supuesto delito de Carromero no existe en España y que el líder de Nuevas Generaciones carece de antecedentes penales, lo más probable es que salga a la calle en los próximos días, reincorporándose a su puesto de asesor del concejal de Moratalaz del Ayuntamiento de Madrid.

    Ahora su inquietud se centra en quién filtró a la prensa sus multas de Tráfico. Además, las 45 multas resultaron ser dos, una por exceso de velocidad y otra por hablar por el móvil. Las 43 restantes son de la ORA, es decir, de estacionamiento. “Además de ser falso fue tremendamente irresponsable porque el fiscal cambió su discurso cuando en España empezaron a publicarse las multas; el desenlace judicial sin duda habría sido mejor si no se hubieran publicado”, señala Casado. Ahora Carromero quiere investigar quién filtró esa información. “Se trata de información personal, protegida y alguien de manera irresponsable la filtró; y no me vale la DGT que es un ente; hay un alguien con nombre y apellidos”, señala Casado.

    El espionaje cubano

    Como todo régimen comunista que se precie, Cuba cuenta también con su particular KGB: se trata de la Dirección de Inteligencia (DI), cuya Dirección General de Contrainteligencia lleva desde 1961 marcando férreamente a cualquier opositor. Su actual director es el general de brigada Eduardo Delgado Rodríguez. Este departamento depende directamente de Raúl Castro, que ya lo controlaba en tiempos de su hermano Fidel. En los años de gloria del régimen cubano, la DI dejó tarjetas de visita –a menudo, sangrientas– en numerosos países, desde Nicaragua hasta Chile pasando por Puerto Rico. Hoy trabaja sobre todo en la Venezuela de Chávez. En el interior, el peso del control político-policial lo lleva el departamento denominado G-2, encargado de la seguridad del régimen y de la represión sobre los disidentes. Su control sobre la sociedad cubana es omnipresente y no existe un solo sector que escape a su vigilancia y a su tiránica presión. El G-2 se encarga, por ejemplo, del control sobre los barrios, de la vigilancia política en los centros industriales, de la prensa extranjera acreditada en la isla, del turismo, de los diplomáticos e incluso de la prostitución, porque en Cuba el sexo siempre ha sido un arma de contraespionaje

Escribir comentario.




*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Buscar

Archivo

Temas

Sigue al MCL en redes sociales:

Blogs Relacionados

RSS LIBERTAD TAMBIEN PARA CUBA

RSS Uncommon Sense

RSS Pinceladas de Cuba

RSS Libertad sindical

RSS Comité de Apoyo al Proyecto Varela

Enlaces