Carta de Don Alejo Vidal-Quadras, Vice Presidente del Parlamento Europeo a Doña Ofelia Acevedo Maura, viuda de Paya

images (1)Sra. Dña. Ofelia Acevedo

La Habana

Cuba                                                               Madrid, 6 de agosto de 2012

Queridísima amiga:

Reciba en estos días de tanto dolor para usted mi pésame más sincero por la prematura y trágica pérdida de su marido. Oswaldo fue un hombre digno, entero, bueno y valiente, un orgullo para su patria y para todos los que en el mundo creemos en el ser humano como depositario de valores trascendentes y como un fin en sí mismo. Yo tuve el privilegio de conocerle y de tratarle en su visita al Parlamento Europeo en diciembre de 2002 con ocasión de haberle sido otorgado el Premio Sajarov, distinción con la que nuestra institución reconoce los méritos extraordinarios de aquellas personalidades que más destacan en su compromiso con los derechos humanos. Recuerdo con emoción su serenidad, su coraje y su profunda lucidez al explicarnos a los que compartimos con él aquella estancia en Estrasburgo la situación de su adorada Cuba, para la que soñaba un futuro de libertad y democracia, una vez superada la etapa oscura de la dictadura colectivista que la aherroja desde hace más de medio siglo. Oswaldo causaba una imborrable impresión por la singular combinación de voluntad indeclinable de cumplir con su misión de rescatar a los cubanos del régimen totalitario que los oprime y de absoluta carencia de rencor hacia los que le perseguían. La suya ha sido una vida plena y fecunda, un ejemplo imperecedero que ha sembrado la semilla de la que muy pronto surgirá el cambio que millones de cubanos anhelan tras los largos sufrimientos pasados. A Cuba la espera una transición difícil en la que sus ciudadanos deberán aprender a ser libres y en este período plagado de riesgos que se avecina, la sensatez, la ecuanimidad, el prestigio y el carisma de Oswaldo hubiesen sido un elemento crucial. Por desgracia, sus ojos amables, inteligentes y tranquilos no verán los acontecimientos luminosos que están por llegar, pero su espíritu seguirá presente e inspirará sin duda las delicadas decisiones que los cubanos tendrán que tomar para que el alumbramiento de una nueva era sea pacífico, constructivo y ambicioso, como Oswaldo siempre propugnó.

Es innecesario, admirada señora, que yo le recuerde lo que significa Cuba para los españoles y lo mucho que queremos a su maravillosa isla, que es parte de nuestra historia y de nuestro corazón. Cuente conmigo, al igual que cuenta usted con todos los amantes de la libertad en el mundo, para colaborar en la ingente tarea que su movimiento, junto con el resto de demócratas cubanos, tiene todavía por delante y que exigirá renovados sacrificios y abnegados empeños. La figura de Oswaldo ya forma parte del legado más valioso de su pueblo y de la humanidad. Si su liderazgo fue clave en el combate heroico de los cubanos por construir una sociedad abierta, su herencia aporta un referente imprescindible para mantener a Cuba en la senda correcta de la reconciliación y la justicia.

Reciba un fuerte abrazo.

Alejo Vidal-Quadras

Vicepresidente del Parlamento Europeo

Escribir comentario.




*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Buscar

Archivo

Temas