“Yo también soy Iglesia, Nosotros también somos Iglesia.”

xto unoRespuesta de Oswaldo Paya, Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, a las declaraciones arrogantes y ofensivas del representante en el Vaticano  del régimen totalitario que oprime a Cuba

Rechazamos rotundamente su expresión de que el régimen y la Iglesia hablan el mismo idioma. Nosotros rechazamos esta expresión porque la Iglesia somos el Pueblo de Dios. No sabemos a quien se refiere el representante de la Junta Militar, si se refiere al Cardenal, si se refiere a las revistas eclesiales que se publican en la Habana y tienen expresiones de apoyo al gobierno. Que ellos mismos expliquen. Pero la mayoría del Pueblo de Dios, laicos, religiosas religiosos, sacerdotes y Obispos no hablan el mismo idioma que el gobierno porque el idioma del gobierno es la mentira, la represión, la arrogancia, la falta de transparencia.

Esa declaración condicionando y amenazando a la Iglesia y a Su Santidad para que no se reúna con los opositores es el modo de operar que tiene el régimen para intimidar hasta los visitantes. Nosotros no vamos a emplazar a Benedicto XVI, nuestro Padre y Pastor, solo le hemos pedido que reciba a una representación de la oposición pero lo respetamos y respetamos su libertad. Denunciamos que este régimen durante toda esta etapa de preparación de la visita ha estado condicionando, amenazando  y finalmente en voz de su representante en el Vaticano lanza esta amenaza arrogante, esta intimidación y esta ofensa contra la disidencia, contra el pueblo de Cuba y contra la Iglesia, incluyendo a Su Santidad.

¡Todos cubanos, Todos hermanos y Ahora la Libertad!

Oswaldo Paya Sardiñas

Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación

La Habana, 16 de Marzo de 2012.

Comentarios

Comentario de Ada Bezos Castilla
Hora: 18 Marzo 2012, 3:09 pm

Esas palabras no reflejan la verdad de los que está ocurriendo. La Iglesia Católica está volcada en mantener su firme presencia en América Latina, ya que Europa se ha secularizado y no están para oírle su verborrea. Cuba, desde luego, es parte de los pueblos hispanos que el Vaticano se empecina en mantener entre sus redes. A la Iglesia Católica les importa un bledo los sufrimientos y las calamidades del pueblo cubano, y ni les interesa ajustar cuentas con la debacle que causaron los Castros cuando cerraron las instituciones católicas, botaron y humillaron a los curas y las monjas y proclamaron su nueva ideología. Ellos calculan acertadamente que este es el momento oportuno de mantener esa presencia, AHORA. A los Castros y sus secuaces les conviene mantener al pueblo en un estado subliminal de esperanza y falsa expectativa que es lo único que le puede brindar las cabalgatas de la Virgen de la Caridad y los discursos medievales de la curia, que hablan por horas sin decir absolutamente nada de substancia. Es una relación beneficiosa para las dos partes. Es la continuación de la conducta bochornosa de la Iglesia Católica, con grandes precedentes históricos. NADA MAS.

Comentario de Gustavo Gabriel
Hora: 17 Marzo 2012, 7:23 pm

Vergonzoso que se les obligo a los 13 opositores abandonar el templo. Indudablemente las autoridades esclesiasticas mueven la balanza hacia los Castro apostando a corto plazo reditos. Pero se olvidan la gran futuro de los cubanos. Es un error convertido en horror.

Pingback de “Yo también soy Iglesia, nosotros también somos Iglesia.” Oswaldo Payá. « Zoé Valdés
Hora: 17 Marzo 2012, 5:04 pm

[...] Sí, todo el mundo quiere ser Iglesia ahora, pero le quitaron el apoyo a los Trece. Y desde hace muc… Share this:Me gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. de → Política, Religión ← A la intemperie. Por Dionisio de la Torre y Aldo Rosado Tuero. Filmó Luis Alberto Ramírez. Sin comentarios aún [...]

Comentario de Ruben Fernandez
Hora: 16 Marzo 2012, 6:55 pm

El representante de la tirania se refiere al grupo del Cardenal Jaime Ortega y sus acolitos. Iglesia somos todos, los que fuimos fieles a ella en los momentos mas negros de las decadas de 1960, 1970, 1980 dentro de Cuba,….Ahora si hay una realidad, que este Cardenal se ha creado una SubIglesia excluyente e incondicional a la tirania dentro del seno de la verdadera Iglesia. Iglesia somos todos pese a este purpurado de la verguenza.

Ruben Fernandez

Escribir comentario.





Buscar

Archivo

Temas