Que viva la libertad por Regis Iglesias Ramirez

_MG_9410 - copiaLo confieso: no tengo preferencia por el son ni por la trova. Eso no quita que pueda tararear de vez en vez algunas de las canciones que para los cubanos de todas las generaciones contemporáneas (los vivos, quiero decir) son sagradas, independientemente donde vivan y en cual orilla política estén. No importa si el autor del tema es un demócrata de toda una vida o de ultimas escenas del naufragio. No importa incluso si es aun de los canta loas a la dictadura o simplemente de los simpatizantes de esta, que muchos de los mas proliferos y reproducidos autores cubanos como Portillo de la Luz, sin que mi ignorancia musical lo recuerde en su caso, le han compuesto un himno al Castrismo a pesar de disfrazarse de miliciano de ocasión…

Es difícil encontrar cubano entre 70 y 20 años que no haya dedicado a su novia alguna vez “Contigo en la distancia” o quien no haya bailado cuando Willy Chirino interpreta “Oxigeno”, del olvidado y casi desconocido Benito de la Fuente, a quien nadie que conozco da crédito por la autoria de tan pegajoso son y mucho menos le recuerden como ex cantante del grupo Mayoguacan…

De esto yo mismo me entere por 1991 cuando hacia las veces de operador de audio y debía trabajar con todos los interpretes y orquestas del país -antes de que me expulsaran definitivamente por mis actividades políticas ese mismo año-.

Un día coincidí con Benito y con Gerardo Alfonso en un concierto en la casa museo de Jose Marti y mi sorpresa e incredulidad fue tal que cuando escuche al ex cantante de Mayoguacan interpretar a guitarra Oxigeno, no pude evitar preguntarle por la autoria. Unos meses antes precisamente por pasar para la multitud de bailadores en los carnavales de Caibarien ese disco de Willy tuvimos problemas con los representantes del régimen. Por eso mi sorpresa cuando escuche a uno de los miembros de uno de los grupos representativos de los jóvenes comunistas interpretar tranquilamente la canción, su propia canción que era un éxito underground en la isla y sonado hit internacional por Willy Cririno, quede gratamente complacido.

Lo dije desde el inicio, a mi no me gusta ni el son ni la trova pero en aquella época solía llevar los frijoles a mi casa haciendo de sonidista por todo el país y trabajando con cantautores y orquestas de música nacional. Rara vez podía coincidir con bandas del maltratado rock del patio, ¿no lo he mencionado? si, soy rockero por convicción, pues no tenían recursos para contratar los servicios de la empresa a la que yo pertenecía. Pero era mi trabajo, a gusto o no, el intentar dar con los obsoletos equipos que poseíamos, el mas decoroso servicio de audio a los músicos cubanos con los que coincidíamos.

Por entonces los jóvenes comunistas eran los que tenían mejores y mas modernos recursos para espectáculos pero rara vez respaldaban los conciertos masivos de orquestas populares. Así me ganaba la vida gustarame el son o no y supongo que siempre, salvando distancias, algún filón verán los promotores, de cualquier lugar que sean, para contratar músicos, organizar tours y… cobrar el cash. Si no hay demanda no hay oferta… aunque también se puede crear una oferta que genere demanda, en fin no me voy a meter a definir el capitalismo.

Voltaire ayudo a destruir la misma mesa que por bastante tiempo le dio pan y el mismo techo que le dio sosiego para escribir sus tesis incendiarias y muchas veces justas. Entre sus varios momentos de acierto escribio que no estaba de acuerdo con lo que decían sus contrarios pero que era capaz de dar la vida por defender su derecho a decirlo. Aquí esta definida la esencia de la democracia moderna. Por esto nada mas ya a Voltaire podría perdonarcele cualquier exceso filosófico apasionado y revolucionario, pese a que los fundamentalistas del Comité de Salud Publica un tiempo después ignoraran tan sabia sentencia humanista.

Nunca fui a hacerme una fotografía junto a la estatua de John Lennon en el Vedado. Hice desde el inicio verdadero asco al hipócrita show que Fidel Castro, Ricardo Alarcon y la camarilla de represores montaron para dedicar una estatua al ex beatle asesinado por un fanático. No hubo una palabra a sus victimas, a las de Castro, no hubo un mea culpa que al menos diera signos de rectificación de la política de estado que llevo a campos de trabajo forzado, que reprimió y destruyo durante décadas a todo un sector de la juventud que no se sometió.

A ese parque donde plantaron luego la celebre escultura solo fui junto a mi amigo Felix Antonio Rojas a escuchar a las bandas de rock que por primera vez organizaron un concierto homenaje a Lennon y en medio de la confusión del coda con coros en el escenario, subimos a gritar por los micrófonos “¡Libertad para los presos políticos! ¡Abajo la dictadura!”

No soy un enamorado de las canciones de Pablo Milanes, aunque tarareo algunos de sus mas logrados temas. Tampoco prefiero el son de Willy Chirino aunque se me ha llegado a hacer un nudo en la garganta cuando le he escuchado cantar a la libertad de nuestra patria. Son dos grandes artistas cubanos.

Milanes un día pidió hundir la isla en el mar, pero fue la figura intelectual identificada con el oficialismo que con mas energía condeno públicamente nuestro encarcelamiento y el asesinato de varios jóvenes cubanos. El dio su solidaridad a las victimas y pidió que los criminales fueran juzgados y pagasen su por sus aborrecibles actos. Esto lo supe en prisión y confieso que sentí un profundo agradecimiento por su valiente gesto.

Chirino es el cantor de la libertad, el músico cubano mas querido y admirado dentro y fuera de la isla. Creo que es así, al menos es lo que siento. Es una persona generosa y honesta, un patriota integro que a puesto voz y música al reclamo de libertad y esperanza de su pueblo. Es sobre todo un demócrata y un buen músico.

Pablo Milanes ahora llega a cantar a Miami. Willy Chirino no puede ir a cantar a su patria, los que oprimen al pueblo no le dejan. Willy a defendido el derecho de Pablo a ser recibido y ser escuchado su arte por sus seguidores en el corazón del exilio, en pleno refugio de las victimas de la tiranía. Pablo ha hecho ya mas que muchos de los ex comunistas y ex castristas pasados al bando disidente. Al menos desde el pedestal del éxito y el reconocimiento oficial a dicho y denunciado a sus mecenas de ayer, que tampoco hoy quieren perderle. Conozco algunos lideres disidentes mediáticos que solo se pasaron a la oposición cuando perdieron pequeños privilegios de funcionarios grises o cuando la soga apretó y no había que llevar al estomago de regreso tarde en la noche a casa en medio del apagón, luego de asistir a las reuniones del sindicato, la federación, el partido o el comité del régimen. Nunca les he escuchado pedir perdón a ellos tampoco por su pasado, por el contrario se esfuerzan por demostrar su extremismo de derechas. Como dice mi amigo Carlos Paya, dejaron de ser comunistas pero no dejaron de ser intolerantes.

Aclaro, bienvenidos sean todos los cubanos que se liberen de las cadenas del miedo, del odio y del rencor independientemente de sus vínculos pasados con el régimen. Yo creo en la reconciliación incluso por un sentido practico. Si no ponemos punto final a la vendetta, justa u oportunista, ni dentro de 100 años mas tendremos paz social en Cuba.

Creo que no importa quien haya tenido mas visión o valor para entender a tiempo -y podría preguntarse alguien justificadamente ¿cuando ha sido el tiempo justo para darnos cuenta de la estafa?- que la tiranía jamas podrá ser el proyecto de vida y desarrollo para una nación. Todos somos responsables de una forma u otra por lo que a pasado. Todos tenemos el deber de ponernos del lado de la razón y la libertad, de la justicia y el honor.

Que Pablo cante para su publico de Miami. Que Willy cante para su publico en su propia patria. Que todos los cubanos sean libres y que allá donde exista la libertad los demócratas sean el ejemplo y la referencia para la Cuba que queremos construir.

Esto implica que mi derecho a estar en desacuerdo con la opinión ajena, y mi derecho así a manifestarlo no me da argumentos para comportarme como las salvajes hordas de desaforados que durante 52 años han sostenido el régimen intolerante y criminal que oprime a todos los cubanos. Que cante Pablo Milanes para su publico, y que como dice con toda la fuerza de la razón Willy Chirino: “El que no la tiene, no tiene na, Que viva la Libertad!”

Regis Iglesias

ex prisionero político

portavoz del MCL

Buscar

Archivo

Temas