La injusticia y la ironía del destino- Por José Miguel Martínez.MCL

jose m martinez01Hundido en la tumultuosa realidad que marcaba el diario vivir en una lúgubre celda de la prisión de K- 8 en Camagüey. Comienza este relato que hoy les comparto entre los tantos y difíciles que viví en los años de encierro.Y que culmino siendo una ironía del destino.Procesos judiciales cargados de incongruencias, de subterfugios jurídicos, de abusos de poder y de violaciones procesales por una parte y la descalificación moral llevada a cabo de manera mediática en medios de prensa contra los que luchamos en Cuba por las normales y legítimas aspiraciones políticas, hicieron posible que en la primavera del 2003 se viviera una situación quijotesca. Luchamos entonces, no contra molinos de vientos; pero si contra unos gigantescos tribunales de la injusticia abiertos en todo el país.

Una carta escrita a mi esposa por aquellos días iniciales del presidió narraba los quijotescos hechos que a diario se nos sucedían y la nula posibilidad de enmendar el gigantesco abuso que constituía estar detrás de aquellos enrejados y candados que nos separaban del mundo exterior. Pasaron 7 años y 6 meses hasta que soy desterrado a España y enviado hacia un pintoresco pueblo de Castilla La Mancha donde soy sorprendido una tarde de camino por Sigüenza por la ruta del Quijote.¿ Recuerdas ahora aquella carta que me escribiste en la que quijotescamente narrabas los hechos que enfrentaste y en la que me decías Mi amada Sofínea del Quivicán.

Son las ironías del destino vida mía- le respondí. Recuerdo ahora los días en que leía El Quijote y aquella inspiración al escribirte. Recuerdo también al manco de Lepanto y su brazo perdido en la batalla de igual nombre y recuerdo a todos los que han sufrido una pérdida de cualquier tipo. Yo perdí años a tu lado y llevo una marca en el alma de lo visto y sufrido en la prisión. Jamás pensé que se reservara para nosotros este momento de impredecibles predicciones y de amontonados recuerdos.

He caminado y recorrido toda la ruta que pasa por Sigüenza y he pretendido representarme los acontecimientos que brillantemente narra Don Miguel de Cervantes en su magistral El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha en la que tenia el fin declarado de finalizar con las novelas de caballerias. He vivido días en los que también lucho con el fin declarado de que los cubanos todos, tengamos derechos a los derechos; que nos han sido negados y acepto mi paso por estas tierras como una ironía del destino y un reencuentro con aquellos días iniciales que viví en difíciles condiciones, tendré que interpretar estos acontecimientos y puede que quizás escriba mis memorias sobre los años, en los que las historias de hombres que se han desgastado luchando contra las injusticias se suceden a diario.

Vamos vida mía –le dije a mi esposa- y pasando el brazo por sobre sus hombros la bese en la mejilla diciendo.¿ Quién nos diría algo así hace tantos años atrás cuando te escribí aquella carta.? Y sigo caminando hoy junto y abrazado a mi Sofinea sin que medien las distancias aunque no han terminado las injusticias que me hicieron sentir un quijote.

Escribir comentario.




*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word


*
To prove you're a person (not a spam script), type the security word shown in the picture. Click on the picture to hear an audio file of the word.
Click to hear an audio file of the anti-spam word

Buscar

Archivo

Temas