Información actualizada sobre el preso de conciencia Eduardo Cardet Coordinador Nacional del MCL

El Movimiento Cristiano Liberación envía Propuesta ” Un cubano, un voto” a la Asamblea Nacional del Poder Popular


Screenshot_20190620-015824~2

Hoy el régimen cubano ha publicado el proyecto de reforma de la ley electoral.

Rosa María Rodríguez Gil, miembro del consejo coordinador del Movimiento Cristiano Liberación envíó la propuesta ” Un cubano, un voto”   al correo electrónico leyelectoral@anpp.gob.cu que ha habilitado la Asamblea Nacional del Poder Popular para que “los ciudadanos que lo deseen envíen sus opiniones, las que serán adecuadamente valoradas por la Comisión Redactora”

Texto del documento

Subject: Propuesta de reforma de la ley electoral ” Un cubano, un voto”

From: info@oswaldopaya.org

Date: 6/19/19 4:55 pm

To: leyelectoral@anpp.gob.cu

La Habana, 19 de junio de 2019

Propuesta de reforma de la ley electoral “Un cubano, un voto” Seguir leyendo »

“Cambio-Fraude” necesitó ” Constitución-Fraude’ y ahora “Ley electoral-Fraude’

La nueva Ley Electoral mantiene la farsa  de las  “Comisiones de candidaturas”  que siguen controladas por el Sindicato Único y  las “Organizaciones de masas” , que están al servicio del Partido Comunista, que como también dice la ” Constitución-fraude” es el “órgano rector de la sociedad”.

Screenshot_20190619-225831~2

Ya en Amazon “El libro de la celda. Crónica de los eventos corrientes” del portavoz del MCL Regis Iglesias y prólogo de Zoe Valdes

el libro

REGIS IGLESIAS RAMÍREZ: EL ‘NEO’ DE LA LITERATURA
CUBANA.
Por Zoé Valdés.
“El diablo hace las cosas”, dice un refrán que no sé si será
cubano o de dónde. Este dicho se usa cuando sucede algo
que no estuviera previsto que ocurriera, a lo que yo tengo
por costumbre responder: “ Y Dios perdona las diabluras
del Diablo”. Diablo o no, fue un demonio quien hizo que yo
conociera a Regis Iglesias Ramírez, en el 2003, cuando
cayó preso por culpa de ese mismo demonio, durante la
Primavera Negra de aquel año nefasto para Cuba y para los
cubanos de adentro y del exilio. Para ese demonio, espero,
Dios no puede tener el más mínimo perdón.
De inmediato, cuando me enteré de los arrestos y falsos
juicios de los inculpados durante la Primavera Negra, me di
a la tarea de hacer lo que podía, lo que estaba a mi alcance
para protestar contra esas detenciones que se convirtieron
en ocho largos años de encarcelamiento para la gran
mayoría. Asistí cada martes frente a la embajada castrista
en París, estuve con Reporteros Sin Fronteras en el primer
grupo que allí fue golpeado y reprimido por los esbirros
castristas de la sede diplomática, asaltamos la oficina de
Cubana de Aviación y pegamos las fotos de los 75 en su
fachada; puse una denuncia en contra de la embajada
castrista, continué con acciones políticas y culturales en
Francia y en otros foros internacionales. Aparté otra vez en
buena medida mi trabajo de escritora para dedicarme al
activismo político relacionado con estos 75 cubanos
injustamente condenados a penas de hasta 25 años de
cárcel.
Entre los presos de la Primavera Negra se hallaba un poeta
y periodista muy reconocido por la izquierda mundial, pues
en el pasado había sido un empedernido castrista, aunque
desde hacía algún tiempo tras haber fundado una agencia
de prensa independiente en La Habana era tan vigilado
como el resto: Raúl Rivero. Gallimard me había pedido una
antología de mi poesía, espacio editorial que cedí a Raúl
Rivero, donde se publicó uno de sus poemarios. También
edité en Gallimard una antología de poetas presos que se
dio a conocer a través de la FNAC como ‘Censuré à Cuba’.
Entonces no sabía que entre estos hombres y mujeres
encarcelados había otro poeta, cuya poesía de gran
magnitud e intensidad llegó a mis manos en un manuscrito
que me envió desde Marsella el escritor Juan Vives, autor
entre otros libros de ‘El Magnífico’. Se necesitaba publicar a
todo coste este poemario de Regis Iglesias Ramírez,
titulado ‘Historias gentiles antes de la resurrección’. Bebí
aquellos poemas de un tirón y al momento llamé a Vives
para dejarle saber que podía contar conmigo. Así fue, hice
y di lo que pude. Vives y otro personaje (oscuro éste), todo
sea dicho, se encargaron del resto. El poemario salió
editado en la editorial Advana Vieja, del apreciado Fabio
Murrieta. Participé en la presentación en la prestigiosa
‘Maison de l’Amérique Latine’ en París, como también lo
había hecho con anterioridad cuando Gallimard editó los
poemas de Raúl Rivero, a través de mi intervención
personal -lo que algunos tratan de borrar.
Regis Iglesias Ramírez, en cambio, no llevaba consigo,
como marca, el “pecado original” de Rivero. No había
pertenecido directamente al castrismo. Entraba en la cárcel
muy joven, pertenecía al Movimiento Cristiano Liberación,
fundado y dirigido por Oswaldo Payá Sardiñas (Premio
Sajarov), al que él llamaba y sigue llamando su “Bapu”.
Numerosos documentos fotográficos y vídeos, además de
sus escritos y acciones, demuestran ampliamente el
compromiso de vida y de obra que une a este poeta
amante del rock a la libertad de Cuba desde el corazón del
Proyecto Varela.
El joven, amante de la música más prohibida en la isla,
como ya dije: el rock, llegó al MCL a través de otro joven
poeta -en aquel entonces lo era-, Félix Antonio Rojas
Guevara, como él mismo lo cuenta, quien había conocido al
líder Payá a través de la iglesia católica. Regis y Payá nunca
más se separaron, hasta el encarcelamiento del primero. Y
nada ni nadie, ni el crimen cometido en contra de Payá y de
Harold Cepero, conseguirá separarlos.
De modo que, cuando conocí la historia de Regis, estando
todavía él en la cárcel, aprecié mucho más su obra poética,
porque identifiqué sus fuentes y motivaciones, de alguna
manera cercanas a las mías. Siete años y ocho meses más
tarde lo descubrí en Madrid, yo estaba entre la nube de
periodistas citados en el aeropuerto de Barajas y él allá
arriba, en una tarima o estrado controlado por el gobierno
de José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente español que
había tramitado el destierro de los 75 al negociar con las
autoridades castristas. A Regis se le notaba tan o más
cautivo por la situación que por el estiloso traje que le
obligaron a vestir, en medio de otros presos, abrumados
también por el cansancio, las preguntas y exclamaciones de
los que nos hallábamos del lado libre todavía, o eso
pensábamos.
Poco a poco, y con el paso del tiempo, e ido descubriendo a
Regis, un poeta consecuente con su tiempo, pero también
un hombre herido. Perjudicada profundamente su salud por
los largos años de cárcel; a un hombre inteligente,
sensible, al que nada detuvo, nada, y que allá dentro, en el
más hondo de los huecos, en el de la desolación, siguió
creyendo en la literatura, y escribió y reflexionó.
Escribió este libro carismático, que no sabría cómo
calificarlo, apenas. Un libro que empezó siendo una novela,
en libertad, y terminó encarcelado junto a él, y sin embargo
más libre, porque de novela se convirtió en un texto
confesional de vida: El libro de la celda. El libro de la
verdad. El libro de otro Conde de Montecristo, con perdón
de la metáfora, pero islas son islas…
‘El libro de la celda’ de Regis Iglesias Ramírez contiene
incalculables valores literarios, un lenguaje neogótico que
nos aproxima al ambiente de Mátrix (1999), a través de un
personaje oculto que pudiera ser un Neo insular, enredado
invariablemente en los numerosos muros transparentes
entretejidos por los arácnidos, insectos de turno. Un orden
cuyo cosmos es el caos, la vastedad del caos, y la mutación
de la obra majestuosa a lo más peculiar de la vida de un
resistente: la sobrevivencia diaria, rutinaria, en los pocos
metros que lo circundan. Su fe, su salvación. Su creencia,
su ídolo, la moral política, el coraje y la inocencia dentro de
su mayor signo de identidad: la de la perenne rebeldía.
Lean este libro como lo que es, una obra literaria, pero
también como una confesión de fe patriótica y cristiana, y
como el legado de un joven cubano, padre, esposo,
luchador por la libertad, que entregó ocho años de su vida
para que su país viera la luz y volviera a creer en la verdad.
Es el testimonio de un escritor que continúa escribiendo y
actuando desde el destierro, y pensando y anhelando con
una enorme fuerza en que debiera regresar a su país a
cumplir con un destino, y quedar allá junto a los suyos: los
héroes cotidianos y los mártires del Movimiento Cristiano
Liberación.

https://www.amazon.es/s?k=9788413312330&__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&ref=nb_sb_noss

REGIS IGLESIAS RAMÍREZ: EL ‘NEO’ DE LA LITERATURA CUBANA.

Por Zoé Valdés.

“El diablo hace las cosas”, dice un refrán que no sé si será

cubano o de dónde. Este dicho se usa cuando sucede algo

que no estuviera previsto que ocurriera, a lo que yo tengo

por costumbre responder: “ Y Dios perdona las diabluras

del Diablo”. Diablo o no, fue un demonio quien hizo que yo

conociera a Regis Iglesias Ramírez, en el 2003, cuando

cayó preso por culpa de ese mismo demonio, durante la

Primavera Negra de aquel año nefasto para Cuba y para los

cubanos de adentro y del exilio. Para ese demonio, espero,

Dios no puede tener el más mínimo perdón.

Seguir leyendo »

La página web del Movimiento Cristiano Liberación cumple 15 años

Allá por 2004 Oswaldo, mi amigo Francisco y yo  comentamos la posibilidad de que el Movimiento Cristiano Liberación tuviese presencia en Internet.

De manera sencilla, en un  formato blog (que aún prevalece) se lanzó está modesta iniciativa no con el objeto de ser un medio de comunicación (prensa) sino más bien, un medio para comunicar. Seguir leyendo »

Eduardo Cardet: Es muy bueno que investigación sobre muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero sea pedida por la mayor cantidad de cubanos

Para descargar petición  en PDF  Petición a ONU investigación muertes sin aclarar de Oswaldo Payá y Harold Cepero

“Sabemos que hay elementos más que suficientes para que dicha investigación sea realizada, es muy bueno que dicha solicitud sea pedida por la mayor cantidad de cubanos. Para el MCL es un asunto meridiano la búsqueda de la verdad y que se haga la merecida justicia”.

Eduardo Cardet

Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación

Firman en Cuba petición a Michelle Bachelet Alta Comisionada de DD.HH para que investigue muertes no aclaradas de Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Policía cita a Rosa María Rodríguez (MCL)

Screenshot_20190122-150313~2

La policía se presentó ayer 12 de junio a las 10 de la noche en el domicilio de Rosa María Rodríguez Gil, miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación con citación para que acuda el 13 de junio a las 10 am a la estación de Policía de San Agustín, en La Lisa, La Habana.

Desde Cuba piden a ONU investigue muertes no aclaradas de Oswaldo Payá y Harold Cepero

Ciudadanos cubanos firman en Cuba  petición solicitando que las Naciones Unidas investiguen  muertes no aclaradas de Oswaldo Payá y Harold Cepero

Noticias relacionadas en

Radio Televisión Martí: Cubanos piden a Bachelet que investigue muerte de Payá

ACIPRENSA: Cubanos firman petición a Bachelet para que ONU investigue muertes de Payá y Cepero

A continuación , texto de la petición y una de las boletas firmadas así como boleta para descargar Petición a ONU investigación muertes sin aclarar de Oswaldo Payá y Harold Cepero

peticion bachelet cuba 01

Excma. Sra.Dª MICHELLE BACHELET.  Alta Comisionada de Derechos Humanos. Organización de las Naciones Unidas. Ginebra – Suiza InfoDesk@ohchr.org  Registry@ohchr.org

Asunto: Casos Oswaldo Payá  y  Harold Cepero Seguir leyendo »

Tres años en el MCL. Por Yoan Pupo Salazar

Hace unos años estaba intentando resolver el problema de mi  vivienda haciendo gestiones en oficinas de la Reforma Urbana. Me estaban, como se suele decir, “peloteando”  y conocí a Rosa María Rodríguez Gil.

Ella me vio desesperado  y me explicó cómo tenía que hacer para poder reclamar mis derechos. De ahí  hay surgió una linda amistad desinteresada, Yo le pregunté cómo sabía tanto  sobre los derechos y deberes y me contó que pertenecía al Movimiento Cristiano Liberación, como Coordinadora en La Habana. Seguir leyendo »

MCL: Tres Generaciones, un mismo espíritu. Por Minervo Chil

mcl tres generaciones

El 22 de julio de 2012 fueron asesinados Oswaldo Payá, fundador y Coordinador Nacional del Movimiento Cristiano Liberación, y Harold Cepero, líder juvenil del MCL.  El 19 de diciembre de 2017 Eduardo Cardet, actual Coordinador Nacional, sobrevive un intento de asesinato en la cárcel. Representan tres generaciones diferentes pero que comparten los mismos principios y valores sobre los que fue fundado el MCL.

A esos valerosos jóvenes que fundaron el MCL, se les sumaron otros que aún hoy mantienen el mismo espíritu, los mismos sueños y sobre todo, los mismos principios y valores que los llevaron a unirse y mantenerse en el Movimiento. El MCL, a pesar de ser subvalorado por unos y despreciado por otros, siempre ha mantenido una vitalidad que a lo largo de sus 30 años de existencia le ha permitido crecer, rehacerse y renovarse continuamente. Seguir leyendo »

Amnistía Internacional Terrassa recoge firmas por Eduardo Cardet

FB_IMG_1560149004170

FB_IMG_1560149153572FB_IMG_1560149022982FB_IMG_1560149854005FB_IMG_1560149841672FB_IMG_1560149832148.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Tomado del perfil de Facebook de Amnistía Internacional Terrassa

“Una imatge del grup local i col·laboradors, a la plaça del Progrés, a l’acte de recollida de signatures pel cas Eduardo Cardet…”

Buscar

Archivo

Temas